la esterilización

¿Te preguntas si debes esterilizar a tu gato? La respuesta es un rotundo sí por los motivos que te indicamos a continuación:

  • Si tienes una gatita le evitas el celo y el consiguiente riesgo de que intente escaparse. Reduces también el riesgo de que desarrolle tumor de mama o de útero en un 95%.

  • Si tienes un gatito consigues que sea muchísimo más manso, esté más relajado y tranquilo; evitas además que marque cada rincón de tu casa con sus orines y previenes problemas en su próstata.

A los gatos se les realiza un pequeño corte en la bolsa del escroto y se les extraen los testículos. A las gatas bien se les extraen solo los ovarios o bien el útero y los ovarios.

La mayoría de los veterinarios recomiendan que la esterilización se realice a los cinco meses, antes de que se desarrollen sexualmente y tengan el primer celo. Eso sí, debes vigilar mucho su dieta para evitar sobrepeso ya que los kilos de más pueden implicar problemas urinarios o renales en su vejez.