el tumor de mama

El tumor de mama puede ser benigno o maligno.

Es poco frecuente, pero si aparece en gatas, existe una alta probabilidad de que sea de origen maligno.

Las gatas sin esterilizar o aquellas que han sido castradas con más de dos años de edad tienen más posibilidades de padecerlo. Es muy improbable que los gatos presenten este tipo de tumor.

El primer síntoma es la aparición de uno o más nódulos cerca de una mama o en el espacio entre una mama y otra; suele ir unido a un comportamiento apático.

Si se detecta a tiempo, puede tratarse con quimioterapia o extirparse mediante cirugía, de ahí la importancia de llevar a tu gato periódicamente al veterinario a sus chequeos.